Archivo de la etiqueta: ye-yé

Los Soberanos “¡Fiesta sin fin!” (AutoPop, 08)

Texto publicado en PopMadrid el 18 de marzo de 2009

La grabación y edición de un disco sigue siendo un papel obligatorio que hay que tener en la cartera para existir en el mercado de la música, incluso para grupos como Los Soberanos o Los Chicos, para los que su única razón de existir es tocar en directo y hacer felices a los que asisten a sus delirantes conciertos. Debido a esta imposición del mercado tenemos en las pocas tiendas que quedan “¡Fiesta sin fi n!”, que en catorce canciones alegra la tarde a cualquiera.

La novedad más interesante es que “¡Fiesta sin fi n!” tiene varias canciones compuestas por el grupo, canciones que sorprendentemente resultan las mejores del disco, como Un hombre tranquilo, donde el siempre en su sitio Ivo von Menzel canta sus penas por tener una esposa juerguista “Yo soy un hombre tranquilo de los que no beben vino, le tendré que esconder la botella porque quiero seguir junto a ella” o la mejor canción del disco, Siroco, homenaje a la sala del mismo nombre, donde con unos vientos preciosos se narran cinematográ camente su viaje en tren para tocar en Madrid. “Siroco, aquí estamos, que empiece la fi esta”.

En el apartado de versiones destacan por lo bueno, la de Il paradiso, cantada por las chicas del grupo, ¿Por qué te vas? de Los Supersónicos, también cantada por Cecilia y Cristina, la gospeliana Si chiama María de Pino Donaggio, cantada en italiano por Emanuele di Marzo, casi tan buena como la de Los Salvajes, y Nací de pie de Los Pasos. Por lo malo o aburrido, las insulsas versiones de dos clásicos, Estuve enamorado, y Pareces gitana.

Aunque los discos de Los Soberanos no sean tan necesarios y de nitivos como sus conciertos, “¡Fiesta sin fi n!” guarda muy buenos momentos, como Siroco, es un disco muy agradable de oír, y, lo mejor, dan unas ganas tremendas de ir a verlos en directo.

Sheila o el horror ye-yé

Texto publicado en PopMadrid el 6 de marzo de 2009

Uno asocia el ye-yé con juventud y colorido, con France Gall y Rocío Dúrcal, pero cuando aparece en escena Sheila, toda esa magia ye-yé queda reducida a cenizas. Solamente hace falta ver el vídeo en colores demacrados de la histérica L’école est finie para darse cuenta. Sheila parece un tío disfrazado de maruja disfrazada de niña disfrazada de puta, cantando con todas sus amigas que se ha acabado el curso y empieza el verano, pero en vez de hacerlo en un sitio bonito, en un sitio ye-yé, se ponen a jugar al potro en una ribera del Sena -imagino- llena de basura, y terminan prendiendo fuego a los apuntes delante de una siniestra fábrica, antes de que unos zopencos las secuestren. Parece más un vídeo industrial de los Clash que un vídeo ye-yé. ¿Cómo se puede ser tan fea, bailar tan mal y llevar ese pelo?

Ya en su edad, descacatuizada, muy buena interpretación de En n réunis

Tengo pesadillas cada vez que veo una foto de Sheila, o cada vez que escucho espantos como Ouki Kouki (Kookie Ookie). El mundo no es como lo cantaba Rocío Dúrcal, si no como lo mostraba John Waters.

Ciclo de cine ye-yé español en 8 Madrid

Texto publicado en PopMadrid el 7 de mayo de 2008

Generación Ye-yé es el título del miniciclo que el canal 8 Madrid de la TDT nos propone este mes de mayo dentro de su sección de cine Cinemaspop. Las películas que forman parte del ciclo, que pueden verse los martes a las 22:00 y se repiten los domingos a las 17:00 son:

  • Martes 6 de mayo: ”A 45 revoluciones por minuto”. Con Juan Pardo, Ivana, Fórmula V y Los Ángeles.
  • Martes 13 de mayo: “Chico, chica, boom”. Con Bruno Lomas.
  • Martes 20 de mayo: ”En un mundo nuevo”. Con Karina y La Pandilla.
  • Martes 28 de mayo: ”Codo con codo”. Con Massiel, Bruno Lomas y Micky y Los Tonys.

El precioso anuncio del ciclo:

Tres vídeos ye-yé

Texto publicado en PopMadrid el 6 de febrero de 2008

Este sábado tengo fiesta ye-yé en Zaragoza con Los Soberanos, el mejor grupo en directo del mundo, con permiso de Los Chicos. Para irme preparando he estado rebuscando en YouTube vídeos de ye-yé, de alguna de las mejores canciones de los años sesenta.

Primero mi canción favorita y la menos ye-yé, El cartel de publicidad, una obra maestra compuesta por Los Brincos para Rocío Dúrcal, una canción que merecería ser un clásico a la altura de La chica ye-yé, El sorbito de champagne o Quisiera ser. Y un vídeo de la película ”Buenos das, condesita”, que es soberbio, con una actuación de Rocío entre carteles sesenteros entre los cuales parece que va a salir Cooper con su Rickenbacker y que, aunque Rocío baile casi peor que Yurena, es inolvidable:

Me están mirando, también por Rocío Dúrcal y con una calidad de imagen un poco mala, es una canción impresionante, de Alfonso Sáinz, de la peli ”Amor en el aire”. Qué bien baila, en cambio, en este vídeo, qué saltitos rodeada de chavalotes con camisas de lamé (tengo que conseguir una camisa de esas para el sábado). ”Quisiera poder creer que tú me quieres, que nunca vas a tener a otras mujeres, pero eres como son los demás…”.

Y para acabar la espectacular Una chica formal, por Enrique Guzmán, de la película ”Acompáñame”. Por mucho que se imite es imposible reconstruir este tipo de vídeos, qué bailes, qué chicas, qué pelos, qué pedazo de canción. Otra joya de Guijarro y Algueró. ”Quiero que tenga un aire inteligente, que tenga clase y vista bien, que se distinga siempre entre la gente… Y que no sea, y que no sea, y que no sea muy ye-yé”.