Archivo por meses: mayo 2008

Charris y Teenage Fanclub. Viaje al blanco

Texto publicado en PopMadrid el 19 de mayo de 2008

Releo el catálogo de la antológica de Ángel Mateo Charris que hubo en el IVAM en 1999 y no sé por qué me viene a la mente ”Songs From Northern Britain” de Teenage Fanclub, solamente un par de años anterior a la exposición del artista de Cartagena. Toda la imaginera fotográfica del disco de TFC está en la obra de Charris de esos años, las ferias y atracciones cerradas, sin gente, paisajes hopperianos -martimos y mediterráneos en Charris y interiores y británicos en los escoceses-, llenos del frío-calor del que se llenan la boca los deprimentes cocineros estrella.

Y, claro, he puesto el disco, mientras intento que la casa entre en calor para evitar el enfriamientocalentamiento global de mis pies y nariz, que ahora mismo parezco uno de los personajes de los cuadros de la exposición Blanco de Charris, que vi en la Casa de Vacas hace ya cinco años y que me convirtió, al igual que cuando escuché ”Grand Prix” con TFC, en seguidor del pintor. Qué bueno es ”Songs From Northern Britain” -ahora suena Speed Of Light-, es uno de los discos más relajantes, que mejor me hacen sentir que tengo. When the wind’s around you blowing, Don’t forget to let your feelings go.

Ya voy por la segunda escucha, aunque antes del 1 he puesto de nuevo Speed Of Light. Entre ”Bandwagonesque”, Biblia para visionarios como fernandoleon (”Bandwagonesque es mi disco favorito de TFC y entre los siete favoritos de todos los demás grupos del mundo y de la historia de la música popular”), o ”Grand Prix”, libro de la Verdad para conocedores como Luis (”Bandwagonesque no le llega ni a la suela del zapato a Grand Prix”), yo creo que me quedo con la tercera vía, ”Songs From Northern Britain”. Bueno, vale, ya, me voy a ver CSI.

”Baste decir que somos unos de esos creadores empeñados en lanzar su avión de juguete a un cielo plagado de aviones de juguete”. Ángel Mateo Charris

Travolta ”Manual de redención” (Mushroom Pillow, 08)

Texto publicado en PopMadrid el 16 de mayo de 2008

”Manual de redención” es el segundo disco en apenas doce meses de Travolta, lo que demuestra la facilidad en la composición de Joaquín Pascual, facilidad acompañada de gran calidad y versatilidad en las canciones, disco que transcurre por los mismos caminos que el anterior, aunque en ”Manual de redención” prevalezcan las guitarras sobre los pianos y la voz de Ana Galletero sobresalga más veces sobre las canciones que en la anterior entrega.

El concepto general del disco, que sera el título del disco, se mantiene prácticamente inalterable durante todo él, ya que es realmente un manual de redención, en el que Joaquín, casi siempre en primera persona, va contando sus desavenencias con la vida a la vez que trata de encontrar esa liberación, vamos, como el Predicador de ”El jinete pálido” y demás papeles de Eastwood. Personajes y situaciones que tanto abundan hoy en día en la música española, desde el amigo Fernando Alfaro hasta las vanzandtianas historias de Nacho Vegas, ambos muy presentes en el disco. Aunque dentro de la belleza pop del disco, en ocasiones, como en la fantástica Esa luz que ella vio, parezca que Isobel Campbell canta desde el decorado de ”La casa de la pradera”, casi siempre se nota que rascando un poco la superficie aparece el cavernoso Mark Lanegan para decirnos, como en las pelis de Lynch, que las cosas son tan bonitas como parecen.

El denso aroma de las praderas americanas arropa todo el disco, menos en algunos experimentos pop tipo The Magnetics Fields, en los que la ciudad manda, como en la cuarta canción, Dime qué es, que tras su inicio de piano acaba desmelenada de electricidad y guitarras, en uno de los más soberbios momentos del disco. El resto del disco, sí, parece una banda sonora, comenzando por ese nocturno vaquero llamado Esa canción nos salvó, con estilo cincuentero y ritmo de ir cabalgando, y esos coros tan buenos y tan chirriantes de Ana, en donde Joaquín habla, como en el resto del disco, de salvación, liberación, luz redentora y demás temas religiosos. Otra canción a destacar del disco es la séptima canción, La brisa del mundo, cinematográfica, delicadísima, con una intrumentación preciosa, que arrima al oeste la canción francesa, pareciendo más un tema de Brel o de ¡¡Loquillo!!

La perfecta mezcla de pop cristalino, a veces de Nosoträsh, a veces incluso de Prin’ La Lá, con el rock más denso y de ásperos espacios abiertos, hace de ”Manual de redención” un disco que sorprende -para bien- en un primer momento, pero que te deja boquiabierto tras repetidas escuchas.

Bombones ”Diska” (Rock Indiana, 08)

Texto publicado en PopMadrid el 10 de mayo de 2008

Con ”Diska” Bombones juegan a la yenka con la historia del rocanrol, saltando de década a década, de género a género, sin ningún tipo de pudor, como quien lava, fumando. Pero lejos de ahogarse en ese batiburrillo, que en una primera escucha podra hacer que ”Diska” pareciera un zumo hecho de los discos de un cajón de La Metralleta, esto es, todo caos y desorden, Bombones muestran una perfecta unidad en las canciones del disco, que, si nos fijamos en su portada, serían como los seiscientos, todos del mismo modelo (Modelo Bombones), pero reflejando ese arcoiris de géneros y estilos en los diferentes colores de los coches.

Empieza el disco con una de las mejores canciones, como debe ser, Las flores del mal, una conjunción de rock y soul rápido, con un teclado chicloso -que sobrevuela todo el disco-, que avisa muy bien de por dónde van a ir los derroteros de ”Diska”, para seguir con El acento invisible, una bella canción de esa psicodelia de juguete que borda Pigmy, llena de coros ululantes, en la que sorprenden los vientos finales y que cuenta quizá con la letra más interesante de todo el disco. Antes de la cesura que en el disco provoca el instrumental un tanto machacón llamado Les enfants, todava hay tiempo de disfrutar de ese ejercicio de actualidad pop británica que es Comando B, que imagino grabaran con sus pantalones pitillos puestos.

Tras ese instrumental llega la segunda parte de esta ópera cósmica, plena de naves espaciales, que empieza con A otro lugar, cantada como flotando en el espacio y mucho más carnosa que ejercicios similares de astropop, aunando coros Beatle y humor del estilo de aquella fantástica versión de Sigue Sigue Sputnik que Meteoro bordaron hace años. Salta entonces el disco hacia cosas como Van-Halen con Laser a go-gó, cuya letra parece una actualización del Divina de Radio Futura, encajando de ese modo a T-Rex como una de las piezas clave del puzzle que es ”Diska”.

Arsénico por compasión sobresale también del resto del disco por la forma en que está cantada, o casi recitada, al modo de Domingo y los Cítricos, por los magníficos coros, por esa percusión frenética, y por ese final surfero, que hace de esta canción la mejor del disco, trono que comparte con la siguiente canción, Pienso intoxicarme, que, bajo la advocación de Scissor Sisters, y con unas guitarras y unos vientos perfectos, hace imposible no bailar con ella. 10 sobre 10 para Pienso intoxicarme.

Tras el rollete Dragonette de la canción que da título al disco, ”Diska” se cierra con otra grandísima canción, A ras de cielo, quizá la más melódica, power-pop y compacta de todo el disco, con un estupendo órgano catedralicio en modo histórico, y que hace que la nota que merece este disco de Bombones sea la más alta posible.

The Choir Practice: Canadá por las nubes

Texto publicado en PopMadrid el 9 de mayo de 2008

Creo que lo que más me ha gustado del sampler ”Do the Mint Twist!” de la disquera canadiense Mint Records (quizá con las magnficas y deshilachadas Cub), son las dos canciones que se incluyen de The Choir Practice, grupo con un único disco homónimo de 2007, formado por una docena de indies desmañados que hacen pop a capella, o algo así, ya que hay guitarras y percusiones por ahí, y que consiguen momentos realmente mágicos, llenos de armonías sesenteras y coros chispeantes. Me encantaría verlos en un teatro, con The Magic Numbers y Kristin Hersh, por ejemplo.

Leo por ahí que el grupo fue creado por Coco Culbertson, antigua componente de la muy querida por Guille A.C. Newman Band, y que como muestra de amistad para con ellos se marcan una versión arrebatada, suculenta y maravilllosa de la canción Failsafe de The New Pornographers, cuyo vídeo va bajo estas líneas.

Ciclo de cine ye-yé español en 8 Madrid

Texto publicado en PopMadrid el 7 de mayo de 2008

Generación Ye-yé es el título del miniciclo que el canal 8 Madrid de la TDT nos propone este mes de mayo dentro de su sección de cine Cinemaspop. Las películas que forman parte del ciclo, que pueden verse los martes a las 22:00 y se repiten los domingos a las 17:00 son:

  • Martes 6 de mayo: ”A 45 revoluciones por minuto”. Con Juan Pardo, Ivana, Fórmula V y Los Ángeles.
  • Martes 13 de mayo: “Chico, chica, boom”. Con Bruno Lomas.
  • Martes 20 de mayo: ”En un mundo nuevo”. Con Karina y La Pandilla.
  • Martes 28 de mayo: ”Codo con codo”. Con Massiel, Bruno Lomas y Micky y Los Tonys.

El precioso anuncio del ciclo:

Esteban Light

Texto publicado en PopMadrid el 2 de mayo de 2008

Tecleo Esteban Light en el buscador de PopMadrid y no aparece ningún resultado, ¿cómo es posible tamaño despiste? El otro día me enteré por FlyMusic de que Esteban Light habían ganado el primer premio del Tercer Certamen de Vídeo-Clips de la 21 Semana de Cine de Medina del Campo, que se celebró el pasado mes de abril, por el vídeo de la canción Evita las drogas, realizado por Ignacio Cartón, en la que un conejo se pasea por ¿Ámsterdam? con una bella pancarta que reza ”Conejo tu puta madre / ¿Me da un bote de lejía?” Ahí va el vídeo:

Tras oir esta nueva joya del grupo, estupenda como siempre, he quitado ”Diska” y he puesto el fantástico ”Estamos Pez”, único disco que les conozco, del año 1998, producido por Alejo Alberdi, y que contiene obras maestras como Días de chandal, o Fotocopias Rosillo con su maravillosa letra ”Fotocopias DIN A-3, en color y en acetato, sólo conozco en Madrid un lugar que sea barato. Pero tengo que acercarme hasta Prosperidad en una línea de metro excavada a gran profundidad. Varios tramos de escaleras en los que siempre hay que hacer cola y al final voy a salir a esa plaza donde estaba Rockola”, Carmen y Carlos o la definitiva Hoy no salgo, enorme en sus 45 segundos de duración:

Hoy no salgo de casa a hacer tonterías; no quiero oir a la gente decir más mentiras. En casa no puedo aburrirme, si tengo para divertirme: revistas de rock & roll, historietas de lucha libre y pornografía.