Las mil y una Colette

Texto publicado en SPEND IN en marzo de 2014

En 1924 Ramón Gómez de la Serna escribe el prólogo de Querido. Novela pasional, la traducción al español de la famosa novela Chéri de la escritora francesa Colette, libro clave en la trayectoria de esta gran mujer que cabalgó sobre todo y sobre todos en su desaforada vida. Ese mismo año Colette se divorcia de su segundo marido mientras mantiene un sonado affaire con el hijo de éste, que era treinta años menor que ella, algo que el propio Ramón hizo cinco años después al liarse con la hija de su compañera de tantos años la también escritora Colombine. Roaring twenties en estado puro.

Bastantes años habían pasado desde que Colette abandonara su Borgoña natal para vivir en París justo en el momento en el que había que estar allí, años que ocupó escribiendo la fantástica serie de novelas belle époque protagonizadas por Claudine y manteniendo sonoras relaciones lésbicas aunque también hetero, como la que mantuvo con ese otro marciano llamado D’Annunzio. En los ratos libres que le quedaron se casó y divorció, tuvo una hija a la que no hizo ni caso en toda su vida, convirtió durante la Gran Guerra la residencia de su marido en Saint-Malo en un hospital militar o se paseó por París con un collar de perro al cuello como la buena punki avant la lettre que era para demostrar orgullosamente que tenía dueña -esto último según la imaginativa biografía ramoniana-.

Continuar leyendo en SPEND IN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *