Archivo de la etiqueta: zodiacs

Zodiacs “3, 2, 1…” (Dro 09)

Texto publicado en PopMadrid el 13 de julio de 2009

Doce canciones nos regalan Zodiacs en su nuevo disco, canciones que siguen por los mismos derroteros que siempre, con el grupo ya plantado en la escena como uno de los grandes o, por lo menos, en la frontera del gran salto adelante, algo que hace que cualquier movimiento que realicen sea mirado con lupa por los fanes, que estamos con la guillotina preparada ante cualquier debilidad.

Pero en un principio, en el inicio del disco, nada hace sospechar ningún renuncio. El disco comienza de la mejor manera, Un millón de pájaros, con esas guitarras típicas bien claras y en primer plano para demostrar que nada ha cambiado y esa voz tan característica de Ignacio, siempre tan chulesca, tan de Tequila como de los Stones. Por si quedan dudas, sigue Fuego en el aire, golpeando directa, canción que gana bastante con las escuchas.

Guitarras melódicas en No vuelvas más por aquí le dan algo de aire al disco, que no daba respiro en su comienzo. Vuelve enseguida el rock retro con Instinto animal, para saltar a la nueva ola en Carretera del norte, primer single, una buena canción, positiva y con una de las mejores historias y letras, una de las cosas que quizá falta todavía por pulir por parte del grupo, como en En Saturno, que marca la mitad del disco.

Roky Erickson, cantada en modo espacial de una forma un poco afectada abre la segunda parte, donde destaca Ojos brillantes, tan setentera, y la fantástica y magnífi ca Mirada negra, donde Zodiacs se ponen la piel de cordero y nos disparan una gran canción de amor, esta sí, cantada perfectamente. Todavía queda el fi nal, Vuelven los buenos tiempos, para acabar festivamente este nuevo disco de Zodiacs, disco que quizá tiene menos sorpresas que los anteriores, pero que encierra varias grandes canciones y un grupo dispuesto a seguir apostando por el rocanrol.

Zodiacs en CulturaPOP

Texto publicado en PopMadrid el 26 de abril de 2009

Tras un gótico paseo por los muros del Cementerio de la Almudena cortesía del gps, llegamos al Parque del Paraíso y aparcamos en la puerta, como debe ser. Acababan Suzy & Quattro en esos momentos, así que hicimos el obligatorio recorrido por los puestos de chapas, camisetas y discos (qué pena que no hubiera el típico artesano del alambre, que quería comprarme una bici de alambre), luego nos encaminamos al bar a por unas cervecitas, con un ojo en el teléfono a ver si llegaban más goles del idiota de Villa, y en eso empezaron los Zodiacs.

Con bastante frío, el estómago lleno de medianoches de Nocilla tras asistir al cumple de mis sobrinos, y una sola escucha a “3, 2, 1… Zodiacs”, me costó entrar en el rollo del grupo, que tan bien se maneja en directo.

Poco a poco fue subiendo el tono del concierto, con algunas canciones sobresalientes, como No vuelvas más por aquí, y otras de aprobado raspado, como En Saturno, hasta que con Chica normal, grandísima, el concierto, hablando en términos ciclistas, rompió a sudar y cogió una buena velocidad… Hasta que un apagón de cinco minutos nos dejó helados a todos, y cuando volvió la luz ni el subidón de la frenética versión de Hangin’ on the Telephone -aunque me había puesto el Marca en el pecho- me hizo entrar en calor. Esperemos que en El Sol el próximo día 7 la etapa no sea tan accidentada y se pueda disfrutar al 100 % de Zodiacs.

Luego llegaron Wreckless Eric & Amy Rigby, ideales para ver en un pub irlandés, y que tenían buena pinta (las canciones, que no ellos), pero el cansancio pudo conmigo y me fui a casa a la cuarta canción.